Tu seguro de hogar ante el viento

En días como hoy que el viento pone a prueba nuestras construcciones, nuestras viviendas y nuestra jardinería nos asalta la duda de cómo nos cubre nuestro seguro ante estos fenómenos atmosféricos.

 

Algunos fenómenos atmosféricos como la lluvia, nieve, granizo, huracanes, terremotos pueden estar cubiertos por el seguro de hogar, en combinación con la función del Consorcio de Compensación de Seguros que es uno de los elementos que forman parte de nuestra prima total.

 

El seguro de hogar, a diferencia del seguro de autos, no es obligatorio, aunque sí muy recomendable. Sin él no tendríamos derecho a percibir esa compensación que da el Consorcio en los casos de siniestros por riesgos extraordinarios.

 

Estos fenómenos están especificados en la garantía “riesgos extensivos”. El grado de cobertura dependerá del tipo de póliza contratada ya que, aunque se suele incluir esta garantía en las pólizas las condiciones de los daños para que sean cubiertos difieren entre compañías.

 

En el caso del viento hablamos de condiciones de entre 84 – 90 km/h por norma general que serían cubiertas por nuestra compañía. El Consorcio en este caso asumiría los daños ante rachas superiores a 120 km/h.

 

El mantenimiento de nuestros hogares no es algo que dependa de nuestro seguro, es decir, es imprescindible para que la compañía o un Consorcio se haga cargo de los daños que éstos sean consecuencia directa de ese fenómeno y no por falta de mantenimiento.

 

En el caso de las reclamaciones al Consorcio, éstas no son efectuadas por las compañías de seguros, sino que debe ser el propio asegurado o su mediador en el caso de que disponga de él. Este es un aspecto importante ya que estas reclamaciones suelen ser algo complejas en su elaboración por lo que es recomendable tener un mediador o gestor de seguros.

 

Por tanto, las claves ante el viento son:

  • Una buena póliza hogar
  • Un buen mantenimiento del mismo
  • Expertos en la tramitación de siniestros
  • Un mediador que vele por tus intereses